Follow by Email

jueves, 28 de marzo de 2013

DOS TRABAJOS RECOMENDABLES DE CÉSAR LEMA COSTAS















"Pan de bellota" 

 “Plantas y frutos silvestres comestibles”



"Al ser una artificialización de los agrosistemas, cualquier forma de cultivo crea daños por lo general crecientes en la fertilidad de los  suelos, al promover la erosión y  reducir la superficie arbolada, de donde resulta el declive de la pluviosidad, la  aridificación, la extensión de la sequía estival, el descenso del porcentaje de materia orgánica y el extremismo climático,  perjudicando de muchas maneras más a  la flora y fauna silvestres [1]. Ello se ha  agravado con el productivismo en vigor,  que está ocasionando el fenómeno de los  rendimientos decrecientes por envilecimiento extremo del terrazgo y el clima.

Las esperanzas puestas en la agricultura ecológica como pretendido remedio, no  están siendo confirmadas por los hechos [2], de manera que parece necesario  buscar posibles alternativas ajenas a toda forma de agricultura, si bien la meta es reducir en mucho la superficie dedicada a ésta sin eliminarla por completo. Que nuestro régimen nutricional dependa del cereal exige que enormes superficies sean desarboladas, o casi. Ello, en particular  en el área mediterránea, es funesto, pues origina, entre otros muchos males, una  sequía estival creciente en intensidad y duración que dificulta cada vez más la regeneración del bosque, pues las plántulas con  dificultad pueden superar estíos cada vez  más largos, secos y abrasadores. Ello podría remediarse reduciendo la dependencia  del cereal. El análisis histórico, de tiempos  remotos y del ayer inmediato, muestra que nuestros antepasados han incluido  en su dieta una alta proporción de frutos arbóreos, sobre todo bellota, pero también  castaña, hayuco, avellana y otros. En tales prácticas de antaño tenemos posibles remedios para los males del presente, si se aplicasen en el futuro." (Introducción del artículo de Félix R. Mora "Consumo humanos de bellota".


NOTA: Se pueden ver los libros completos

4 comentarios:

  1. Sociedades traumatizadas. (Capitalismo y Ego)



    En la actualidad en las sociedades capitalistas, el Ego del hombre es de vital importancia para su supervivencia. Se ha magnificado de tal forma que la imagen que proyecta el individuo hacia el exterior, es decir, en las relaciones que tendrá, serán la consecuencia de las conductas y normas impuestas por la cultura y la propaganda en el contexto que se desarrollen dichas relaciones, una cultura y propaganda fomentadas y elaboradas previamente por el Capitalismo que absorbe todo el conjunto de la sociedad en su forma de pensamiento interior u objetivo.

    El Ego del hombre irá en consonancia con la riqueza que acumula y el poder adquisitivo.

    La lucha de Egos en las relaciones es de vital importancia para el capitalismo, de aquí surge la competitividad que es la base principal para el funcionamiento del sistema.

    Las sociedades traumatizadas son la consecuencia de la lucha de Egos, es decir, por la lucha para sobrevivir dentro del sistema en la que los individuos interactúan de una forma u otra y en la que se valen de estrategias fabricadas por el pensamiento inducido por la cultura y la propaganda. No hace falta señalar que uno de los rasgos característicos de la cultura y la propaganda capitalista es el Ego en su forma más primitiva y básica.

    El Ego que es lo que determina el carácter y la personalidad del hombre son la base del pensamiento y de su conducta. Cuando en la lucha por la supervivencia el Ego es “vencido” en alguna forma que se haya dado, la imagen del hombre que tiene de si mismo queda disminuida según la intensidad de dicha “derrota” y queda registrada en el “inconsciente” favoreciendo el posible “trauma” que afectará en el futuro a la persona y a las relaciones que vaya a tener con lo que su estructura psicológica quedará modificada, el cambio también se habrá producido indefectiblemente en el interior del sujeto, el espíritu del hombre es corrompido en aras y para mayor gloria del funcionamiento del sistema en este caso capitalista.

    ResponderEliminar
  2. Por mi zona (Sierra Morena-Valle del Guadalquivir), se comen los espárragos silvestres; de pan y de piedra, y los cardillos o tagarninas.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Felix por la referencia a los cuadernos.
    Los podeis bajar en este enlace: http://dawamoru.blogspot.com.es/p/descargas.html
    Un abrazo
    César L.C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los manuales.Muy interesante el de recogida de plantas silvestres.


      Dave.

      Eliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.