Follow by Email

jueves, 18 de septiembre de 2014

EN DEFENSA DEL IDIOMA CASTELLANO. NO A LA IMPOSICIÓN DEL INGLÉS






El actual gobierno de la derecha, del PP, ha anunciado que para el periodo 2015/2020 hará que un tercio de las carreras universitarios, y la mitad de los másteres sean “bilingües o sólo en inglés”.

Con ello la imposición de la lengua de la mundialización y del imperio del capital dará un nuevo salto hacia adelante, lo que significará un nuevo retroceso del castellano, que tiene ante sí un futuro preocupante.

Nuestra clase media está radiante con tales disposiciones. Al estar casi completamente desarraiga y aculturada, al padecer un autoodio y complejo de inferioridad muy acentuados, al no tener más meta vivencial que el incremento de sus ingresos monetarios, desea que sus hijos se manejen en inglés, quedando el castellano rebajado a nivel de lengua de segunda, sólo buena para formas secundarias y subordinadas de comunicación.

Ya hace tiempo que la clase media no se interesa por su lengua materna. No la valora, no la estudia, no se empeña en conocerla y usarla con propiedad. A la vez, se ha desinteresado por su historia, cultura y valores. No sabe nada de su pasado, ni le interesa saber, pues considera que tener raíces culturales y vínculos emocionales con su comunidad de origen es un inconveniente a la hora de competir en el mercado laboral.

Dicho de otro modo, el sujeto de dicha clase se considera a sí mismo como mano de obra y no como seres humanos, que ha de ser auto-vendida en las mejores condiciones posibles, esto es, en inglés. Eso viene a significar que hace dejación de su propia condición humana para rebajarse a producto que se oferta para alcanzar una única meta: dinero, ascenso social y buenos empleos.

Indudablemente, el inglés hoy es la lengua de los seres nada.

La pelea por la salvación del idioma castellano tiene que ampliarse y vivificarse. De no ser así la sustitución lingüística tendrá lugar, probablemente, antes de que termine este siglo, quedando el castellano como una lengua muerta, o en el mejor de los casos, moribunda. Quienes no contemplan así la situación es porque infravaloran la colosal y descomunal capacidad de manipulación e intervención que tiene hoy la gran empresa transnacional y los grandes Estados.

Las estructuras actuales son de un poder tan formidable, sobre todo los entes estatales, y el individuo -por no decir el pueblo- está tan debilitado y disminuido, que aquéllas pueden hacer lo que deseen sin apenas oposición. El Estado español se ha lanzado ahora a degüello contra el castellano, ¿quién defenderá nuestra lengua hoy, cuando el pueblo ya casi no es pueblo sino sólo populacho?

13 comentarios:

  1. Coincido, de nuevo, con lo esencial del contenido de uno de tus escritos: éste, y te felicito por tu lucidez y tu valor, pero… ¡Siempre hay y siempre debe haber, creo, un pero! La cuestión es que me repelen términos como POPULACHO, plebe, vulgo, masa que se quedan en meros despectivos sin contenido descriptivo claro y preciso. Me recuerdan al elitista y antidemócrata por excelencia: Platón (por otra parte, tan grande), entre otros. ¿Qué quiere decir que “el pueblo ya casi no es pueblo sino sólo populacho [multitud en revuelta o desorden; parte ínfima de la plebe (clase social baja; común)]”? Intuyo que se a que te refieres, pero creo, entre otras razones, por defender el castellano, sentar el significado de ciertos términos? ¿Qué entiendes por ‘populacho’?

    Favila (CMB)

    ResponderEliminar
  2. Creo que la vida nos ofrece oportunidades para replantearnos nuestra perspectiva de las cosas en bastantes ocasiones. Muchos hemos podido caer en percepciones y posturas prefabricadas, pero esa no es excusa para no hacer un esfuerzo por salir de ellas, ya que, como digo, se nos presentan oportunidades antes o después. Por lo tanto, las personas que eligen seguir así, ya han abrazado su destino y tendrán que vivir las consecuencias de ello. El problema es que esas consecuencias nos salpican a todos.
    Las consecuencias de la muerte de una lengua creo que son tan graves como la desaparición de una especie animal o vegetal, y no es algo que no se sepa. Incluso la UNESCO tiene un programa de lenguas en peligro, lo cual me parece hirientemente absurdo.
    ¿Qué podemos hacer? Cultivarnos, que gran falta nos hace, leer las grandes obras del castellano... No lo sé. No podemos frenar la globalización.
    Me viene a la mente Rosalía de Castro.
    Creo que una de las cosas que podemos hacer es mantener ese sentimiento de amor hacia nuestra lengua y respeto y admiración por las otras lenguas amenazadas.
    Las culturas son como unas cuantas flores desperdigadas y aisladas que aún sobreviven al gran monstruo de cemento que las rodea, y miran con tristeza cómo el monstruo se acerca para aplastarlas y hacerlas desaparecer para siempre y recuerdan con nostalgia al resto de flores que hace tiempo murieron.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el castellano sigue siendo defendido y utilizado por 400 millones, toda Sudamérica y Centroamérica además de Cuba. Creo que estaba siendo popular en USA. Aunque es cierto que sería preocupante el poder de la ONU, la UE, las multinacionales que obligasen a utilizar al inglés mientras los Estados-nación quedan en la impotencia.

    ResponderEliminar
  4. No creo que los idiomas hayan de ser defendidos de nada ni de nadie. Las imposiciones y las promociones son muy costosas y suelen ser "un brindis al sol". La lengua española tiene una proyección internacional a través de instituciones que han de ser PROTEINAS Y CUIDADAS, no promocionadas ni subvencionadas en exceso. Cuando la lengua es rociada con dinero y prebendas, caso del catalán, le brota un sarpullido de parásitos retroalimentados que viven a su costa sin mejorarla en absoluto y precipitando su inoperancia en el mundo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, una cosa es que no sea lógico tener que estudiar en inglés solamente estando en cualquier otro país, pero de ahí a decir que el castellano pasará a ser una lengua casi muerta es suponerse que todo el mundo vamos a ir a la universidad? Es un argumento tan ridículo y sensacionalista que da pena que alguien que dice ser analítico lo exponga.
    Mientras que el ministro Wert dice que hay que aumentar las horas de castellano en el colegio y españolizar a los catalanes, Félix Rodrigo Mora dice que hay que defender el castellano porque va a morir? Qué tipo de insulto es ese?
    Los textos de este personaje cada vez tienen una argumentación más baja y alarmista, llegando al mundo de la conspiración permanente y la sin razón. Idiomas que sí pueden desaparecer son el aragonés y el asturiano, por poner algún ejemplo que realmente sí es preocupante..

    ResponderEliminar
  6. Ay alfonsinn, si el castellano estuviera en el lugar del catalán de hoy en día, ya verías tú cómo cambiarías de opinión... Según lo que dices, las culturas se mueven al dictado del capital. Eso se llama degradación cultural, involución social, uniformismo, estandarización. Contrario a la esencia humana y a su naturaleza creadora. ¿Te parece que la economía ha de dictarle a la cultura qué ser y qué no ser?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre ha sido así. Si no, por qué hablamos un derivado del latín vulgar y no nuestras lenguas autóctonas primigenias?

      Eliminar
    2. ¿Porque no hablamos en el económico (no necesitaríamos traductores en toda Europa) latín vulgar? porque el pueblo hizo un esfuerzo creador e hizo derivar el latín vulgar, lo mezcló con lenguas no indoeuropeas (el vasco) y le dio su toquecillo propio. Las lenguas son de creación popular, su imposición, de naturaleza estatal.

      Eliminar
  7. La globalización y la mundialización salvaje que estamos padeciendo hace que los Estados-Nación estén perdiendo constantemente soberanía política, usos, constumbres, tradiciones,su lengua, etc; da pena ver como en la facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca han instalado una placa en la fachada que reza:" Faculty of law"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tanto una globalización-mundialización neutra sino que existe un imperialismo anglosajón soterrado, que es el hegemónico en ese proceso (al que se apuntan entusiastas multinacionales españolas como Telefónica, Repsol...).

      Eliminar
  8. El nacionalismo españolista es el más casposo de los nacionalismos, nada más acabada la guerra civil Franco decretó el uso exclusivo del castellano. Afortunadamente hoy son pocos los nostálgicos del régimen franquista.

    La imposición del idioma castellano, la heterosexualidad normativa, la violencia machista, el odio a la inmigración, el elogio de la burricie y hablar mucho de "espiritualidad" (España la reserva espiritual de occidente decían) ... va todo en el mismo lote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es más nacionalista aún defender lo que nos ordena el poder constituido,pues no he visto por ningún lado movimientos populares exigiendo el ingles como idioma oficial o como segundo idioma.Por otra parte,te enteras de muchas noticias muy interesadas,pero no atiendes a las principales,y es que Franco en la intimidad y en algunos discursos hablaba en inglés,parece que tanto no lo odiaba,en eso también estais de acuerdo Companotrabajes y Franco.
      No convencen tus argumentos,pues en la calle,escucho a mucha gente odiar el inglés,y es que con toda lógica es una imposición de los poderosos además de ser el idioma del imperio,por tanto,yo me quedo con el casposo castellano.
      Yo no odio a mis antepasados,de hecho,con todo lo que hayan podido hacer mal,estoy orgulloso de ellos.Te dejo todo el odio para ti.

      Eliminar
  9. El castellano siempre a sido, es y será el idioma de Dios!!!
    Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.