Follow by Email

domingo, 5 de noviembre de 2017

LA HORA DE LA REFLEXIÓN. Hacia una estrategia para la liberación popular-nacional de Cataluña


“Audentes fortuna iuvat”[1]



         Los acontecimientos de Cataluña están siendo una colosal lección sobre política práctica, en particular acerca de qué y cómo deben ser hoy los procesos de liberación nacional de los pueblos oprimidos en Europa.

         El fiasco del nacionalismo burgués y estatolátrico catalán, así como de su último retoño el nacionalismo partitocrático e institucional centrado en la Generalitat, abre la posibilidad de formular desde una perspectiva popular y revolucionaria, la única realista y eficaz, la cuestión catalana. Esto significa que, tras más de un siglo de hegemonía y dominio, el nacionalismo propio de la gran burguesía “catalana” (en el presente inexistente, al haberse fusionado con la española) y las clases medias permite ser refutado ahora con eficacia. De ello puede resultar un planteamiento específicamente revolucionario y nacional/universalista de la acción emancipadora necesaria para que el pueblo catalán evite su desaparición, siga existiendo, continúe siendo, reafirme su esencia concreta a partir de lo que ha sido y de lo que es, por sí y desde sí.

         Es peculiar de la historia de Cataluña, desde el siglo XIX, que las clases populares sean políticamente dominadas por el populismo nacionalista segregado por los partidos de la burguesía catalana, que se valen de sus perennes querellas con Madrid, que son meras luchas de poder, para dotarse de un aura de “radicalidad”. Eso hace imposible, o al menos más difícil, la maduración de la revolución, pues siempre existe la posibilidad de que la burguesía catalana, o en su defecto, el nacionalismo “catalán” partitocrático, echen mano de la cuestión nacional para recomponer su relación con los trabajadores, reduciéndolos de nuevo a la obediencia al ideario burgués. Así, cuando ahora prometen la “república catalana” siguen defendiendo un tipo de capitalismo y explotación con cambios meramente verbales sobre la base del reforzamiento del Estado.

Los acontecimientos que aquí se analizan tienen lugar en un momento histórico lleno de incertidumbre y dramatismo, aunque también de grandes oportunidades y esperanzas, en el cual el proceso de mundialización llevado adelante por el bloque constituido por la gran empresa multinacional sumada al Estado y conjuntos de Estados (la UE, por ejemplo) hipertróficos está laminando a todos los pueblos del mundo, con aniquilación de sus lenguas y culturas, en una atroz dinámica aculturadora, uniformista y homogeneizante, en la que sólo tiene cabida una única lengua, el inglés, y una única “cultura”, en realidad subcultura, la fabricada por el corrompido aparato académico como brazo ideológico de un poder tiránico que desea ser planetario, y por la perversa industria del ocio que opera a escala mundial.




[1] “La fortuna favorece a los valientes”.

3 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo con las posiciones de Félix,pero el escrito me parece en general correcto:el procesismo transversal e interclasista ha demostrado ser una farsa vacía,en que una oligarquía tan extractivista y tan cleptómana como la española se ha apropiado de la estelada para no cambiar absolutamente nada,se ha proclamado una república virtual sin ningún tipo de contenido real y sin atreverse a llevar la lucha al terreno de la confrontación de masas.El estado realmente existente,el régimen oligárquico-monárquico español del 78 y sus resortes político,judiciales,policiales y mediáticos han podido imponer el golpe de estado del 155 con la mayor facilidad,demostrando que las estructuras de estado de la Generalitat eran fantasmales y que dependían completamente del estado español realmente existente,poniendo todos los recursos administrativos y policiales catalanes al servicio del golpe.La propia llei de transitorietat jurídica catalana establecía la creación una miniEspaña,con continuación de la propiedad privada,del capitalismo,la democracía burguesa,del bilingüismo,una política exterior proatlantista y probloque imperialista europeo.Lo que no les ha evitado el alineamiento unánime del capitalismo europeo y mundial y el sabotaje económica de la gran banca y de las grandes empresas.Con todo aún sigue siendo posible unir la lucha de liberación nacional con la lucha de clases:existe una base de masas que organizó un referéndum del dia uno de octubre en condiciones heroicas,la creación y extensión de los Comités de Defensa de la República son una buena base para desbordar a todas las burguesías.Sólo hay que atreverse a romper con el marco del interclasismo y de la democracia burguesa para plantear la creación de una Catalunya realmente independiente del capital y del estado.
    Por otro lado,difícilmente libros como el de David Algarra "El comú català",con errores historiográficos propios de primero de carrera,afirmaciones gratuitas y conclusiones de bulto,producto del desconocimiento del autor,a pesar de sus buenas intenciones,de la complejidad de la sociedad rural y de la confusión de sus deseos con la realidad,podrán contribuir a desvelar conciencias sobre el pasado.Un ámbito a menudo tan destestable como es el universitario,al menos está capacitado para detectar a vendedores de falsas arcadias campesinas y de reaccionarias revoluciones integrales.

    ResponderEliminar
  2. Se hunde el procesismo,pero puede surgir el verdadero independentismo:aquel que une la liberación nacional con la lucha de clases,frente a la burguesía catalana del tándem CDC-ERC y de organizaciones adjuntas(ANC),que aspiraba a una independencia que significaba la creación de una miniEspaña,con continuidad de la propiedad privada,de la democracía burguesa,de la dependencia hacia los bloques imperialistas europeo y atlántico.I que ha terminado por abdicar de su saenetesca proclamación de independencia y de los resultados del referendum del uno de octubre,acatando el golpe de estado del régimen oligarquico-constitucional del 78 avalado por la UE.Los Comités de Defensa de la República pueden ser un buen instrumento para iniciar un verdadero proceso independentista de base y asambleario.
    Un libro como el de David Algarra con errores historiográficos clamorosos difícilmente contribuye en esa dirección y a la recuperación de la memoria histórica.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Nota: Los comentarios podrán ser eliminados según nuestros criterios de moderación, que resumidamente son: aquellos que contengan insultos, calumnias, datos personales, amenazas, publicidad, apología del fascismo, racismo, machismo o crueldad.